¿Qué es una grabación TimeShift?

Actualizado el septiembre 01 2015 | Tiempo de lectura: 8 min

¿Qué es una grabación TimeShift?

TimeShift es una función de grabación en directo del televisor que permite pausar la imagen, rebobinar para ver lo que ya se ha emitido y avanzar por todo lo guardado, al tiempo que el dispositivo no deja de grabar. Por tanto, el usuario disfruta del contenido del programa de televisión desvinculándose de su emisión en directo.

Esta explicación resultará más fácil si os mostramos el siguiente ejemplo. Hoy juega tu equipo de fútbol favorito y no quieres perderte ningún detalle porque se trata de un partido muy importante, por lo que activas la función TimeShift para grabar el encuentro. De repente, el delantero del equipo marca un auténtico golazo y, te emocionas tanto, que quieres volver a disfrutar de él. Para ello, no tienes más que rebobinar hasta esa jugada, y, como la grabación no se detiene, podrás ver el partido hasta el final.

¿Cómo funciona TimeShift?

Hacer pausas, avanzar y retroceder sobre un programa son las principales posibilidades que proporciona esta función. Pero, ¿cómo lo hace? Dicho programa se va almacenando en un buffer, generalmente como un archivo de vídeo, y el espectador visualiza la salida de ese buffer. Por consiguiente, la emisión de la grabación va con cierto retraso respecto de la original.

Este buffer, además, es un archivo temporal de duración limitada. Si la capacidad de almacenamiento llega al tope, automáticamente comienza a borrarse lo primero que se ha grabado para dejar espacio al contenido más reciente.

¿Qué puedo hacer con TimeShift?

La función principal de TimeShift, como ya hemos comentado, es la de pausar, rebobinar y avanzar sobre la emisión de un programa en directo de la televisión. A ella también se suman otras posibilidades:

  • Si hemos rebobinado, posteriormente podremos saltar los bloques comerciales que se hayan grabado más tarde.
  • Hacer zoom sobre determinadas imágenes, mostrar el contenido a cámara lenta o moverlo a mayor velocidad.
  • Pasar las partes más aburridas e ir al contenido deseado.

Tipos de grabaciones TimeShift

La grabación TimeShift es una grabación directa, es decir, almacena el programa que se está viendo en ese momento. No obstante, esta función también ofrece la posibilidad de programar por anticipado una grabación, preparando la televisión para que grabe, de forma automática cuando éste empiece, un programa que todavía no haya comenzado. En los dos casos, el espectador deberá estar en el canal que emite el contenido que desea guardar.

Por otro lado, decir que la cosa se “complica” más cuando nos encontramos ante televisiones con más de un sintonizador. Y es que éstas ofrecen la posibilidad de grabar los contenidos de un canal mientras te hallas visualizando otro. Por tanto, el televidente puede ver el programa de Cuatro mientras graba el de Antena 3, del cual disfrutará más tarde.

La consecuencia directa de este último modo de grabación es el nacimiento de la audiencia TimeShift, fenómeno que se refiere a aquellos usuarios que ven un espacio en los días siguientes a su emisión sirviéndose de dicha función. Este aspecto es de suma importancia para las grandes cadenas, ya que puede tener sustanciales repercusiones al reflejar con mayor exactitud, de cara a los anunciantes, el número de personas que ven un programa.

La grabación en televisión, una función no exenta de problemas legales

El Caso Betamax, que tuvo lugar en 1976, se convirtió en un litigio histórico, originado por los Estudios Universal y Disney al denunciar a Sony Corporation por pensar que este modo de grabación significaba una violación de los derechos de la propiedad intelectual. La multinacional japonesa, por su parte, defendió que su sistema Betamax no suponía vulneración alguna de estos derechos.

El juzgado de distrito emitiría un fallo a favor de Sony, al considerar que estas grabaciones no causaban ningún daño a los propietarios de los derechos por tratarse de contenidos para uso doméstico, y no comercial. Pero Universal y Disney no quedaron satisfechos y recurrieron la sentencia hasta que la Corte de Apelaciones de Estados Unidos les dio la razón.

Finalmente, el asunto, que llegó a la Corte Suprema de EE.UU., se resolvió en 1984 a favor de la compañía japonesa, ya que se dictaminó la legitimidad de grabar los programas para uso doméstico, basándose la sentencia en que los propietarios de los derechos no ven reducido su mercado.

300.000 personas son víctimas de piratas informáticos cada día

¿Estás portegido?

Mejores Antivirus 2019

Protege tu vida digital para poder disfrutar de ella

Mejores VPN 2019

Navega anónimamente y desbloquea contenidos

Mejores Hosting Barato 2019

Crea el sitio web perfecto fácil, seguro y rápido

300.000 personas son víctimas de piratas informáticos cada día

¿Has protegido tu vida digital?