¿Qué es la tasa de refresco en un televisor?

Actualizado el agosto 7 2015 | Tiempo de lectura: 7 min

¿Qué es la tasa de refresco en un televisor?

La tasa de refresco de un televisor hace referencia a la cantidad de imágenes que el dispositivo es capaz de mostrar en un segundo. Por tanto, este parámetro mide la velocidad con que la imagen se va renovando en la pantalla. La unidad en que se expresa son los hertzios (Hz), encargados de poner un valor a esta frecuencia y estipular cuántos eventos tienen lugar en ese segundo.

Los televisores pueden tener diferentes tasas de refresco que, además, varían en función de la ubicación geográfica. Así, en Europa, estos dispositivos son de 50, 100 o 200 Hz, mientras que en Estados Unidos alcanzan los 60, 120 o 240 Hz. Éstas son las tasas reales, las que ofrece de veras un televisor, aunque en muchas ocasiones se dan valores muy por encima de los citados. ¿Por qué sucede esto?

Presentar al público cifras de hertzios superiores a los 200 parece haberse convertido en una máxima entre los fabricantes de televisores. Sin embargo, no es más que una estrategia de marketing por parte de éstos para incrementar sus ventas, ya que las cantidades anunciadas, en la mayoría de los casos, no son verdaderas. Para ello, las marcas hacen uso de softwares encargados de introducir frames negros entre los reales con la finalidad de generar la sensación de que la imagen cambia más veces en un segundo. Esta interpolación de fotogramas suaviza las transiciones, pero puede producir el llamado “efecto telenovela”, que se conoce por ese nombre porque entonces los programas y las películas se ven como un vídeo doméstico.

Por otra parte, además, muchos de los fabricantes omiten los hertzios reales del televisor, informando únicamente de aquellos a los que se les ha aplicado la tecnología de mejora y, por consiguiente, haciendo creer al cliente que la calidad de la imagen es muy superior. Con ello, el usuario está pagando por hertzios postizos cuyo efecto , en numerosas ocasiones, ni siquiera va a notar. Asimismo, las marcas emplean diferentes sistemas, un aspecto que dificulta la comparación de dispositivos de diversos fabricantes e incluso entre distintos modelos del mismo. En 2015, Samsung cuenta con la tecnología Motion RateLG, con TruMotionSony, con MotionFlow; Toshiba, con ClearScan, y Panasonic, con BackLight Scan. La aplicación de estos softwares supone, por ejemplo, que una televisión con 120 Hz pueda tener una tasa real de 60; una de 240, 480 o 600 pueda ser de 120 Hz, o aquellas que alcanzan valores por encima de los 720 Hz puedan representar, en realidad, 240.

Por otro lado, existen algunos problemas que están relacionados con la tasa de refresco. El primero de ellos es el Motion Blur o efecto fantasma, generado por una tasa de refresco muy baja que causa una sensación borrosa en las imágenes con mucho movimiento. En caso contrario, se puede producir el defecto Judder, por el cual el fotograma parece dar saltos debido a una tasa de fresco más rápida que la velocidad de la pantalla.

En conclusión, hay que tener mucho cuidado con el valor de este parámetro que las marcas dan a conocer en las características de sus televisores, ya que las cifras pueden estar infladas para el reclamo publicitario. Por ello, aconsejamos al usuario que, antes de tomar su decisión de compra, eche un vistazo a nuestros análisis, en las que ofrecemos toda la información necesaria para conocer los datos reales de cada televisión.

300.000 personas son víctimas de piratas informáticos cada día

¿Estás portegido?

Mejores Antivirus 2018

Protege tu vida digital para poder disfrutar de ella

Mejores VPN 2018

Navega anónimamente y desbloquea contenidos

Mejores Hosting Barato 2018

Crea el sitio web perfecto fácil, seguro y rápido

300.000 personas son víctimas de piratas informáticos cada día

¿Has protegido tu vida digital?