Los 5 mejores hosting en Chile 2018

Si quieres comprar un hospedaje web pero no tienes claro qué proveedor escoger, no te preocupes: en ValorTop queremos ayudarte, y hemos investigado a fondo el mercado para ofrecerte una gran comparativa de los mejores hosting chilenos de 2018. En nuestras reviews analizamos en profundidad los servicios de las compañías más interesantes, y en la guía de compras te explicamos todo lo que debes saber sobre el hosting.

MEJOR ELECCIÓN

El hosting más barato, con la selección de nuevos dominios más amplia. Buena asistencia técnica.

✓ El hosting más barato: Ahorre 84%
✓ La mayor casa de subastas para dominios
✓ Sitios prediseñados y editor de arrastrar y soltar
✓ Dominio y certificados SSL gratis
✓ Servidores SSD rápidos
✓ Atención al cliente las 24 horas gratis
✓ Garantía de reembolso de 30 días
✓ En español e inglés

Más de 2.100 personas han elegido GoDaddy

Excepcional 9,3

Elegido 2159 veces

Hosting fantástico con excelente servicio al cliente. Selecciona de entre 5 ubicaciones de servidor.

✓ Excellente atención al cliente
✓ Dominio y certificados SSL gratis
✓ Servidores SSD rápidos
✓ Atención al cliente las 24 horas gratis
✓ Garantía de reembolso de 30 días
✓ En español e inglés

Excepcional 9,1

Elegido 1743 veces

Hosting rápido con un alto nivel de segurida. Adaptar el nivel de rendimiento en cualquier momento.

✓ Dominio gratuito
 Atención al cliente las 24 horas
Garantía de reembolso de 30 días
✓ Solo en inglés

muy bien 8,8

Elegido 583 veces

Excelente hosting, en inglés. 150 $ de crédito gratis para marketing en Bing & Google AdWords.

✓ Dominio gratuito
 Atención al cliente las 24 horas
Garantía de reembolso de 30 días
✓ Solo en inglés

muy bien 8,7

Elegido 443 veces

Excelente hosting, en inglés. 200 $ de crédito gratis para marketing en Yahoo! & Google AdWords.

✓ Dominio gratuito
 Atención al cliente las 24 horas
Garantía de reembolso de 30 días
✓ Solo en inglés

muy bien 8,1

Elegido 314 veces

Guía para comprar el mejor hosting de Chile para ti

Todos los que estamos implicados, de una u otra forma, en el espacio online, nos hemos visto en esta situación: queremos lanzar un website y, por supuesto, no nos queda otro remedio que comprar un alojamiento web para poder hospedarlo, pero carecemos de los conocimientos técnicos (y en concreto sobre el mercado del hosting) que nos ayuden a elegir al proveedor adecuado. Resulta muy fácil perderse entre los miles de tecnicismos, y te puedes llegar a pasar incontables horas investigando y tratando de tomar la mejor decisión. Como nosotros tuvimos que pasar por ese proceso, nos propusimos una meta: hacer la vida mucho más fácil a todo el que también se las tenga que ver en esas lides. Para ello, hemos elaborado esta guía en la que detallamos todos los términos que debes conocer y los factores que has de considerar, además de analizar a fondo los servicios que ofrecen las mejores empresas de hosting de Chile. Así, con sólo un ratito de lectura, podrás elegir sabiamente. ¡Esperamos que te resulte de ayuda!

¿Qué es un hosting?

Empezaremos por el principio: un hosting (también llamado “hospedaje web” o “alojamiento web”) es el lugar donde se almacena un sitio web (o varios). Explicado de otra manera: si en vez de un website estuviéramos hablando de una empresa, el hosting serían las oficinas en las que ésta se encuentra.

Tipos de hosting

Al igual que existen distintos tipos de oficinas, puedes encontrar varias clases de hosting diferentes. A continuación detallamos en qué consiste cada una:

  • Hosting compartido: El alojamiento web compartido es el más común, y en el caso de que estés dando tus primeros pasos en este complejo mundo que es Internet, muy probablemente será el que necesites. Si tu website se encuentra alojado en este tipo de hosting, tendrás que compartir los recursos y capacidad del servidor con otros sitios web, al encontrarse todos en ese mismo server. Obviamente, estamos hablando del hospedaje más barato, pero en él no sólo te afecta lo que ocurra en tu propio website, sino que también notarás lo que hagan tus “compañeros de servidor”: por ejemplo, si uno de los sitios web alojados en el server recibe multitud de visitas al mismo tiempo, la velocidad de tu website se verá afectada. Volviendo a la metáfora en la que sustituimos el sitio web por una empresa, el hosting compartido sería el equivalente a los espacios de oficina compartidos, en los que tu compañía tiene su propia mesa pero convive con muchas otras empresas que se encuentran en la misma planta, en un espacio abierto. Como te puedes imaginar, no es un tipo de alojamiento web adecuado para grandes websites: si logras atraer más de 150.000 visitas mensuales, deberás plantearte cambiar a un hosting más potente.
  • Hosting VPS: Los hospedajes web VPS (servidor privado virtual) son la mejor opción para aquellos websites que necesitan disfrutar de recursos propios, pero que aún no disponen de los medios para pagar el coste de un server completo. En esta modalidad, de hecho, sigues compartiendo servidor, pero al contrario que en el hosting compartido no compartes recursos y capacidad, pues tienes asignados (y garantizados) los tuyos propios. De esta manera, ya no te afecta lo que ocurra en otros websites. Es como si tu empresa crece y ya dispone de su propia planta de oficinas: seguirás compartiendo edificio con otras compañías, pero sus empleados ya no se encontrarán en el mismo espacio abierto en el que tú estés: tu planta será sólo para ti y para tu personal.
  • Hosting dedicado: De la misma manera que las grandes empresas tienen sus propios edificios de oficinas, que no comparten con nadie más, los websites más importantes se alojan en servidores dedicados. En esta modalidad dejas de compartir server con otros sitios web, disponiendo así de toda la potencia de éste. Obviamente hablamos del tipo de hosting más caro, y por suerte no necesitarás contratarlo hasta que tu website esté totalmente consolidado.
  • Hosting en la nube: También conocido como “Cloud Hosting”. Se trata de una modalidad diferente y mucho más flexible que todas las demás: en el cloud hosting, tu website no se aloja en un único servidor, sino que se encuentra distribuido entre varios que, vinculados entre sí, forman una sola plataforma. Esto es algo que proporciona varias ventajas: para empezar, no pagas por la potencia determinada de un servidor, sino por los recursos concretos que requieras, y siempre podrás cambiar la cantidad de recursos que tengas contratados, según las necesidades que vayan surgiendo en cada momento. En segundo lugar, también estamos ante un hospedaje web más seguro: un posible fallo de un servidor no significa, necesariamente, que tu website se caiga o pierda contenido, ya que sus datos se reflejan en el resto de servidores de la nube. Los usuarios que busquen un servicio altamente configurable y escalable, encontrarán en esta clase de hosting la alternativa más adecuada.
  • Hosting para revendedor: Los profesionales que, por ejemplo, se dediquen al diseño web, o que dirijan una agencia de publicidad, a menudo necesitan revender hosting para poder ofrecer un servicio integral a sus clientes. Algunas compañías de alojamiento web ofrecen planes al respecto, a los que se suelen referir con el término “Hosting Reseller”, y proporcionan así una buena solución para dichos profesionales.

Términos que debes conocer sobre el hospedaje web

Una vez que entras en materia y comienzas a valorar los distintos planes de hosting que ofrece el mercado, te encuentras con decenas de términos técnicos que, probablemente, desconoces. No te preocupes, es algo que le ocurre hasta a los más avispados. A continuación te ofrecemos una explicación sobre qué significan dichos tecnicismos.

  • Tráfico web: El tráfico web de un sitio (concepto al que algunas compañías también se  refieren con los términos “transferencia mensual” o “ancho de banda”) está directamente relacionado con el número de visitas que recibe éste. Se mide en MB o GB, ya que, cuando un usuario entra en tu website, se carga una determinada cantidad de datos (variable según la naturaleza del sitio web). Esta cantidad de datos se va sumando día a día, y la cifra resultante a final de mes es, precisamente, la “transferencia mensual”. En otras palabras: cuantas más visitas recibas, mayor será tu tráfico web. Todos los planes de hosting tienen un límite de transferencia mensual, incluso los que proclaman ofrecer un servicio “ilimitado” (hablaremos de eso más adelante).
  • Espacio web: O “espacio de almacenamiento”. Es un término que hace referencia a la cantidad de datos que puedes hospedar en tu hosting. Al igual que ocurre con la transferencia mensual, en todos los planes existe un límite de espacio web; es decir, si tu plan especifica que el límite de almacenamiento es de 1GB, tu website no puede ocupar más de ese tamaño.
  • Sistema operativo: Al igual que ocurre con tu ordenador, los servidores están gestionados con un sistema operativo. El más habitual en el mundo del alojamiento web es Linux, aunque también hay planes de hosting Windows. Existen aplicaciones  que funcionan únicamente en un sistema operativo específico, por lo que, si quieres utilizar alguna en concreto, asegúrate antes de que ésta es compatible con el hosting que contrates.
  • Sistemas de gestión de contenidos: También conocidos como “CMS” (siglas en inglés), se trata de aplicaciones informáticas que facilitan enormemente la construcción y administración de un sitio web. Para hacerlo, se valen de una interfaz de usuario muy sencilla e intuitiva, a través de la cual es posible gestionar sin esfuerzo el diseño y el contenido del website. DrupalWordPressPrestashop o Joomla son algunos de los más conocidos, y no todos los hospedajes web son compatibles con ellos, por lo que, si pretendes usarlos, es importante que revises este punto.
  • Tiempo de actividad: A menudo llamado por su nombre en inglés, Uptime, el tiempo de actividad se expresa en un porcentaje y hace referencia al tiempo que los websites de ese hosting se encuentran online. Cuanto mayor sea este porcentaje, mejor: si una compañía puede acreditar un Uptime del 99,9%, tu sitio web sólo se hallará caído un 0,1% del tiempo.
  • Datacenter (Centro de datos): El datacenter de una compañía de hosting es el lugar en el que se encuentran situados sus servidores. La ubicación del server es un dato que le interesará a más de uno, puesto que, cuanto más cerca se encuentre el servidor del grueso de los visitantes de un sitio web, más rápido cargará, en promedio, éste.
  • Dominio: Se trata, simplemente, del nombre que identifica a un sitio web. www.valortop.com, por ejemplo, es nuestro nombre de dominio. En algunos planes de hosting se incluye el registro gratuito de un dominio.
  • MySQL: El sistema de gestión de bases de datos más habitual en el mundo del hosting es MySQL. No todos los planes te permiten trabajar con la misma cantidad de bases de datos, así que, si prevés utilizar un número determinado de ellas, habrás de asegurarte, previamente, de que el paquete a contratar te ofrece esa posibilidad.
  • Panel de control: Para administrar el hosting se necesita una herramienta determinada, y dicha herramienta recibe el nombre de “panel de control”. Existe un gran número de paneles de control en el sector del hosting, pero hay dos que son muy conocidos y habituales, gracias a lo sencillo de su interfaz: se trata de Plesk y cPanel. Si te quieres asegurar una fácil administración del hospedaje web, busca un plan que incluya una de las dos opciones mencionadas.
  • Backups automáticas: Las backups son copias de seguridad de tu website, y muchas compañías de hosting incluyen en sus planes la realización automática de aquéllas. Lo ideal es que la periodicidad con la que se realizan estas backups sea, al menos, diaria, para poder estar seguro de que, en el caso de que se produzca un fallo en el servidor, apenas perderás datos.

Otros aspectos a considerar a la hora de comprar un alojamiento web

Ahora que ya estás familiarizado con los términos más habituales del hospedaje web, es hora de que valores otros aspectos del servicio, para así tomar la mejor decisión:

  • “Ilimitado”: Multitud de proveedores de hosting ofrecen en sus planes “espacio web ilimitado”, o “transferencia mensual ilimitada”. No nos engañemos: todo servicio tiene un precio, y todo paquete de alojamiento web tiene limitaciones. Se trata, sin más, de una estrategia de marketing: las empresas juzgan que el cliente tendrá una percepción más positiva de sus planes si ofrecen servicios “sin límites”, pero siempre se reservan la opción de restringir los recursos del hosting o, incluso, cortar el servicio, en el caso de que hagas un uso del alojamiento que ellos consideren “excesivo”. Es decir: en la práctica, “ilimitado” significa que te están ocultando los límites. En ValorTop preferimos las compañías que son transparentes, pero por desgracia estamos hablando de una práctica muy habitual en el sector.
  • Seguridad: Si tu plan de hosting incluye antivirus, antispam y firewall que aumenten la seguridad de tu website, mejor que mejor.
  • Número de cuentas de e-mail: Todo paquete de hospedaje web te permite utilizar un número determinado de cuentas de correo electrónico. Asegúrate de que dicho número es suficiente para ti.
  • Tasas por migración: Si necesitas migrar tu sitio web desde el servidor de otra compañía de hosting, agradecerás que tu nuevo proveedor te proporcione este servicio de forma gratuita. Ojo: algunas empresas te cobran una tasa por ello.
  • Soporte técnico: La trascendencia de este apartado es enorme. Y es que, cuando surgen los temidos problemas técnicos (y lo normal es que acabes teniendo alguno que otro), resulta de una importancia capital poder contactar rápidamente con un experto que te ayude a solucionar la papeleta, sea por la mañana, tarde o noche, haga sol, llueva o truene. En otras palabras: es absolutamente imprescindible que tu compañía de hosting te ofrezca soporte técnico las 24 horas al día y los 7 días de la semana, y cuanto más medios de contacto tengas, mejor. Teléfono, chat, avisos (tickets) desde el panel de control, e-mail, redes sociales… Asegúrate de que tu proveedor ofrece todos estos servicios.
  • Garantía de reembolso: Muchas compañías te permiten “probar” sus servicios durante un determinado número de días, al proporcionarte una garantía de reembolso. Si te hallas dentro del periodo de garantía y no estás satisfecho con tu hosting, podrás pedir que te devuelvan el dinero invertido. Lo ideal es que dicho periodo no sea inferior a 30 días.

Si has llegado hasta aquí, ¡enhorabuena! Ya eres todo un experto en el tema y estás preparado para elegir el mejor hospedaje web de Chile. Ahora, échale un vistazo a los detallados análisis que hemos realizado de las principales compañías de hosting chilenas y, por supuesto… ¡escoge sabiamente!

Descargo de responsabilidad

ValorTop no es un proveedor de antivirus, de servicios de hosting ni de VPN. No tenemos control sobre los sitios web de terceros, y tu uso de un sitio web de terceros podría estar regido por sus propios términos y condiciones. Nos esforzamos para que la información de nuestro sitio web esté actualizada y sea exacta, pero no garantizamos que lo sea siempre en todos los casos.

ValorTop es un sitio de comparación y análisis que se financia mediante publicidad. Utilizamos vínculos que nos aportan compensación económica por enviarte a los sitios de nuestros socios. «Nuestra puntuación» está basada en nuestra opinión y puede estar sujeta a cambios. Los factores con influencia incluyen el rendimiento en pruebas de los antivirus, la protección que aportan, su facilidad de uso, su interés general para el consumidor y las tasas de conversión.

Protege tu vida digital
para poder disfrutar de ella

Navega anónimamente
y desbloquea contenidos

Crea el sitio web perfecto
fácil, seguro y rápido

Web Hosting fantástico y la mejor atención al cliente

Obtén hoy mismo hosting galardonado